miércoles, 30 de julio de 2008

Petronor termina con la camiseta limpia del Bilbao


Era hasta ahora, en medio de tantas cifras mareantes de ingresos por publicidad, derechos de imagen y designios varios del marketing, la única camiseta impoluta. Las circunstancias económicas y me supongo que también los buenos haceres del flamante presidente de Petronor, un tal Josu Jon Imaz, han hecho el resto.

El Athletic claudica y todas las camisetas de primera división estarán llenas de intereses económicos, los mismos que por otra parte hacen que el deporte de superélite de hoy día, un negocio primero y un deporte después se muevan. Parafraseando la frase, el que no paga, no sale en la foto

4 comentarios:

Hector Lisero dijo...

Vergonzoso, mi padre esta mas q indignado como muchos socios y seguidores.
Por cierto el BarÇa recibe 0€ de unicef

luis mari dijo...

Querido amigo. Soy un seguidor del Athletic. Con todo respeto, creo que ese romanticismo tiene algo de ficticio. La misma Junta de Extremadura en la que trabajas patrocinó hace ya años al Extremadura de Almendralejo, si no me falla la memoria. Hoy en día, no hay presupuestos y no hay primera división sin dinero. Y menos si hay que seguir fomentando política de cantera como hace el Athletic. Y ninguna empresa quiere sacar la cartera. Bien por Petronor y por Imaz, que por lo menos ha hecho lo que ninguna empresa vizcaína había hecho hasta ahora (pese a que el equipo llevaba meses buscando a alguien). Patrocinar al Athletic de Bilbao.
Por lo demás, enhorabuena por tu blog y gracias por publicarlo. Un cordial saludo desde Euskadi hacia esa magnífica tierra extremeña.

Anónimo dijo...

Y si gallardo patrocinara al merida o al getafe???

Paco Hurtado Muñoz dijo...

el sentido de mi post no iba con segundas con el tema de la refinería, tal y como alguien me sugiere

es más, creo que los grupos empresariales fuertes de extremadura, sean quienes sean, deben apostar más por el patrocinio privado del deporte o de cuantas iniciativas sociales surjan (aquello de la responsabilidad social corporativa) salvo excepciones no está muy arraigado esto