viernes, 12 de junio de 2009

Cristiano Ronaldo abre la caja de los truenos en tiempos de crisis

Poco tengo que añadir más que el título y una entrada antigua de febrero de 2009 en este mismo blog.

Solo que lo de Cristiano Ronaldo no es más que el espolón de una larga cresta de despropósitos, pues todos y cada uno de los clubes de primera división, salvo alguna excepción puntual, viven por encima de sus posibilidades. Con el agravante de que el Real Madrid no es una sociedad anónima deportiva. Sale ahora el brillante diputado Joan Herrera para demandar que se limite el tope salarial de los deportistas. Lo que no me gusta es que lo haga con un futbolista del Madrid. Sobre todo porque sin sabes de qué club es conozco a muchos seguidores del Barcelona que se escandalizan por lo de Cristiano Ronaldo pero no por la ficha anual de cualquiera de las estrellas del Barcelona. Del despropósito caben muchas cábalas.

Las relativas a las paradojas que representan la de imaginarse dos calles. Una expedita para tipos como Florentino, con aquello del cuanto más se tiene más se quiere, limpiándose su traje impoluto de las arrugas de una complicada campaña electoral. Otra llena de gente angosta y escarpada. En la primera, con los abrazos abiertos el Botín de turno. En la segunda, cabizbajo, deseando cerrar, quitando las telarañas, el botones de una sucursal de casi cualquier otra entidad financiera. En la segunda, omito la primera, muchos seguidores del Real Madrid seguirán animando a su equipo. Les queda el pan y circo y disculpan todo a quienes siguen con sus equipaciones de modisto de firma haciéndonos un traje a la economía de los españoles. Mientras, vuelvo la primera, no se inmuta el del traje.

Extrapolando a Europa el asunto, sin ánimo de caer en un nacionalismo, o un eurismo exacerbado, me parece demencial que se consientan transacciones económicas tan elevadas, al contado, entre los dos modelos de continente que hemos querido. El racional, el que representa España junto con numerosos países. El de la Europa del euro, de la moneda única. El insolidario y euroescéptico, el de la libra, es con Cristiano Ronaldo el más beneficiado. Una entidad al borde de la bancarrota, el Manchester, enjugará sus deudas esterlinas a cuenta de un crédito que le han concedido al Madrid entidades financieras como La Caixa.

Porque ya se sabe que con el dinero de por medio el fútbol no entiende ni de crisis, ni de aficiones ni de sensibilidades.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues yo llevo un rato navegando y en ningún lugar dicen que sea la Caixa la del prestamo

descubre lobón con nosotros dijo...

Hola Paco,
El otro día me llamaste por teléfono, siento no haber podido hablar contigo. La verdad es que no sé cómo localizarte.
Respecto a Ronaldo, me parece una excentricidad fuera de tono.
Un abrazo, compañerito.
TONI

Paco Hurtado Muñoz dijo...

Me localizas en la asamblea. En el 924383000