lunes, 28 de diciembre de 2015

Presupuestos municipales en Cáceres 2016

Esta mañana hemos asistido a un pleno difícil. Debate de presupuestos mediante, nos enfrentábamos a una tesitura complicada. El PSOE ha sido el único grupo de la oposición que durante las últimas semanas ha venido opinando sobre los presupuestos y que no ha anunciado su voto en contra. Es más, hemos esperando, con paciencia jobiana, que se nos contestara a una serie de premisas que hemos puesto encima de la mesa. Además, hoy de forma responsable, hemos presentado enmiendas. Unas no han contado con el informe favorable del interventor, porque nuestra ciudad está sujeta a unas condiciones impuestas por el Ministerio de Hacienda, complicadas, que le impiden afrontar un gasto mayor que el que incluyen los presupuestos. Otras han sido aceptadas por el equipo de gobierno. Hemos actuado de forma responsable, pensando en tres ejes fundamentales de nuestras preocupaciones.

- El primero, el de las barriadas. Hemos incorporado cuatro epígrafes en los que invertir en la ciudad, y hemos posibilitado que 700.000 euros de lo que se invierta en las barriadas esté destinado a la infancia, a los mayores y a la defensa del medio ambiente.

- El segundo, quienes más lo necesitan. En este punto hemos conseguido incrementar en 115.000 la aportación del Plan de Rescate, vinculando una partida a este y al uso del autobús urbano para aquellas personas que estén en riesgo de exclusión, jóvenes, parados de larga duración...a través de bonificaciones.

- El tercero, la cultura. A partir de ahora las subvenciones destinadas a la cultura en esta ciudad serán de libre concurrencia, pudiendo presentarse cualquiera, a través de proyectos, en unas bases públicas y que hará que cualquier colectivo pueda optar a las mismas. Además, 60.000 euros en las inversiones estarán vinculados a la Red de Bibliotecas de Barrio y Salas de Estudio.

Tras la aceptación de las enmiendas, hemos decidido abstenernos, lo que seguramente habrá sorprendido a muchos, empezando por el propio equipo de gobierno, que ha hecho una primera intervención pensada en el no más que en el diálogo. Evidentemente no están todas las propuestas que nos gustaría ni es el presupuesto que hubiera presentado el PSOE en Cáceres, pero el margen de maniobra de un presupuesto municipal es corto y el diálogo que hemos tenido con el PP no ha sido lo fluido que nos hubiera gustado.

Sin embargo, como mal menor hemos optado por facilitar la aprobación con nuestra abstención. Es la manera más correcta y coherente de estar vigilando un presupuesto que tienen que ejecutar en minoría. Y además, hemos cortado de un plumazo la estrategia de distracción y de parálisis que nos esperaba. Al PP le hubiera venido genial unos presupuestos prorrogados, con un PSOE en el disparadero permanente y con unas cuitas constantes.

Ahora les toca aplicar lo presupuestado. Y a nosotros, procurar que ellos cumplan con su palabra. Seremos vigilantes en nuestra labor. Y esperemos que ellos cumplan su parte. Y a quien corresponda, que asuma que este rol que hoy nos ha tocado desempeñar otros pueden jugarlo. Porque se trata de Cáceres, y de Extremadura.