lunes, 16 de junio de 2008

Viajar en tren, la vida más fácil


En las estaciones de tren principales, y Cáceres lo es, existe desde hace unos días una persona con un peto color logotipo de renfe (lila, violeta...) que tiene como única misión la de facilitar el viaje y el acceso al tren a discapacitados y personas de movilidad reducida. Es una iniciativa sensible y de calidad que puede ser, por qué no, uno de los indicadores que le lleve a uno a elegir determinado medio de transporte público en detrimento de otro. Es aquello renovarse o morir ante la construcción de autovías o las posibilidades hoy día de la movilidad.

Esto que cuento lo vi ayer. Como anécdota contaré que de siete personas que estábamos sentadas al lado, cuatro íbamos leyendo. Un buen porcentaje. Aunque creo que ayudaría un gran programa de libros de autores extremeños, y letra grande, que pudiera repartirse en nuestras principales estaciones.

Todo para hace la vida más fácil

1 comentario:

Víctor Corchado dijo...

querido amigo paco:

creo que como tú y como yo estamos igual, es decir, sin carnet ni coche, conocemos bien el transporte público. A mí el tren me encanta. Siempre que puedo viajar en tren, lo hago antes que en cualquier otro medio de transporte. Es una experiencia, para mí, gratificante. Es mucho más cómodo, puedes leer tranquilamente, tomarte un café, ver el paisaje, tv, radio, etc. Sin embargo, el autobús, aparte de ser más peligroso, es un auténtico coñazo. Creo que el Estado debería invertir mucho más en infraestructuras ferroviarias, sobre todo en convencionales y cercanías, pues muy pocas zonas de España tienen esos servicios. Se acabaría con un alto porcentaje de emisiones de CO2 y, además, se consumiría menos petroleo, es decir, bajaría la demanda. Recemos para que así sea.