sábado, 18 de octubre de 2008

Womad versus Extremusika

Es comprensible el mosqueo que puede existir con el anuncio de que Extremusika no se celebrará en 2009 en Cáceres. Es inevitable la comparación con WOMAD. Hay similitudes, no pocas, y diferencias, tampoco es desdeñable. Pondré algunas. Como se suele decir, y modestamente, negro sobre blanco. Por si sirve de algo

1. Extremusika es un evento que en 2009 iba a cumplir 5 ediciones. Womad va camino de la mayoría de edad.

2. Extremusika surge desde el auspicio de un empresario de Madrid con la implicación de algunas personas de Cáceres y el apoyo logístico, y lógico, municipal. Womad surgió por el empeño de un músico internacional como Peter Gabriel que creó un sello internacional.

3. Extremusika es un festival más con un cartel y un espacio que puede colocarse en cualquier sitio. Womad necesita, para celebrarse en Cáceres, de la ciudad monumental. No se entiende Womad sin el escenario de la Plaza o sin los puestos o los malabares de Santa María.

4. Extremusika es un festival que hay que pagar para verlo, con financiación privada y beneficios también privados. Es un festival al que acude todo tipo de músicos guiados por el tirón del cartel y de sus potenciales seguidores. Womad es un festival gratuito, con fondos públicos gestionados por el Consorcio Gran Teatro a través de la empresa que gestiona el sello WOMAD. El carácter de Womad es solidario, tolerante, mestizaje...

5. Extremusika Cáceres 2016 registra algo menos de 3000 direcciones web. Womad Cáceres 2016 más de 4000.

6. Extremusika ha roto las negociaciones sobre la sede de Cáceres unilateralmente, sin dejar pie a ninguna oportunidad. Las tensiones con Womad han sido habituales, llegando siempre a acuerdos

Y a partir de ahí, ojalá que, sin condiciones y sin exigencias, se reconsiderara la postura por parte del empresario privado de Extremusika de al menos sentarse a una mesa. Viste mucho hoy día dejar el muerto a una institución pública a la que lo más fácil es que todo el mundo se tire encima.

Solo me queda una propuesta. Que el ayuntamiento extremeño vaya donde vaya al final, e incluso el gobierno regional, le exijan que aparezca en la publicidad el logotipo de la Capitalidad Cultural 2016 y que se hagan actividades de promoción de la misma. Por eso, pero sobre todo por muchos otros motivos, es un proyectos cultural de interés regional

3 comentarios:

Paco Hurtado Muñoz dijo...

He recibido un par de comentarios anónimos. Como quiera que por el tono deben tener réplica, serán publicados siempre y cuando se identifiquen sus autores, y siempre y cuando el tono sea apropiado y no destructivo o descalificador

JLJ dijo...

Buenas Paco.

Creo que las comparaciones sobran. Son simplemente dos festivales distintos que intentan llamar la atención de un público totalmente dispar y en muchos casos compartido. El problema no es Womad versus Extremusika, sino ¿por qué no Womad y Extremusika?

Mérida se ha llevado en los últimos años grandes grupos musicales (a los que he asistido), y han tocado en un patatal que incluso debería estar prohibido por no tener los mínimos en higiene, accesibilidad,...

El Extremusika de este año fue un desastre en la organización (aunque haya habido mucha mala suerte) y ahora se culpan los unos a los otros de falta de apoyo, de falta de acuerdos,...

Con el Womad ha habido tantas tiranteces como ganas de que desaparezca.

Para contentar nos traen a Juanes (¡¿un miércoles?!), a Amaral, a Miguel,..., todos un coñazo que además han pasado sin pena ni gloria y claramente dirigidos a un público adicto a los 40 principales.

Ahora nos toca "disfrutar" del Play! que con un gran fondo monetario cae en una desorganización de escenarios y un sonido bastante regulero para lo presumido y con bastante menos tirón que Womad y Extremusika, y con restricciones absurdas que claramente la policía deja que se incumplan.

En realidad creo que de trasfondo hay un problema de prejuicios contra los peludos e ignorancia en cuanto a calidad musical por parte de los que eligen. Sólo con conciertos de famosillos y festivales no se consigue Cáceres 2016. Pero seguiremos apoyando la candidatura porque quedan unos años y todavía se pueden hacer ciertas cosas mejor.

Un abrazo!

Anónimo dijo...

Tu artículo es muy correcto y me parece bastante acertado en muchos puntos.
Sin embargo, he de hacer una pequeña reflexión:
Un festival es un festival y dos son dos. La cultura se supone que -como el saber- no ocupa lugar, así que prefiero que se celebren dos, tres o cien festivales de música antes que uno. Más diversidad de estilos, más oportunidad de conocer otras formaciones musicales, más aprecerá el nombre de nuestra ciudad...
Es lo que nos enseñan desde pequeños, mejor dos que uno. Y más enriquecedor, pues son complementarios.
Entiendo que no haya dinero para todo y que el empresario madrileño tampoco está facilitando la situación, pero si pueden ser más, ¿por qué conformarnos con menos?

P.D.: espero que mi identificación si quede clara, pues no se me da muy bien esto del "openID" y demás pequeñeces de la red. (Si te ha llegado bien, pueses borrar esta postdata). Veo que da problemas, así que me identifico en el comentario: soy el autor de "puntasconresaka".
Gracias, Paco.