miércoles, 25 de marzo de 2009

Bienal Española de Arquitectura y Urbanismo


No hablaré del premio del Anillo, diseñado por José María García Sánchez Quirós, el centro de tecnificación deportiva de Gabriel y Galán que ha sido galardonado con un premio de arquitectura joven. Me referiré a otros tres arquitectos también galardonados. Navarro Baldeweg, Fuensanta Nieto y Enrique Sobejano. Con más nombre, aunque no extremeños, han dejado en Mérida buena parte de su identidad moderna. Ellos han sido los que han dado vida al edificio de Morerías o al Palacio de Congresos. Dentro de un tiempo, nuestro modelo de arquitectura singular y emblemática será estudiado en su conjunto, y entonces nos daremos cuenta de que en eso también estamos construyendo la historia y el futuro.

1 comentario:

Javier Béjar dijo...

El debate sobre la arquitectura que se está haciendo en general en el mundo debería ser muy muy muy profundo.

Estoy seguro de que en el futuro no se pensará de nuestras construcciones de los últimos 15 años en el caso de España (léase Guggenheim, Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia, por ejemplo) lo que en la actualidad la sociedad cree que pensará.

Como proyecto de arquitecto, no creo que se esté haciendo lo correcto, y hablo a nivel mundial, porque al final siempre se corre el riesgo de acabar cayendo en sucedáneos de esta mostruosidad, por mucho que se trate de un estilo y sistema antagónicos:

http://www.youtube.com/watch?v=R2Ae_4JRvKI

En relaidad los arquuitectos que nombras saldrían menos perjudicados de mi crítica, pero si hablamos de Calatrava, Moneo, Foster, Gheri, Ito, Hadid, Herzog & Demeuron, MVRDV, etc. me puedo poner a llorar.

Que agustito me he quedado, por si no se nota, creo quelos arquitectos estrella están haciendo muchíííííísimo mal.

Un abrazo Paco