domingo, 25 de noviembre de 2007

Manifiesto

Una vez más, los jóvenes representados por el colectivo asociativo tomamos la palabra para posicionarnos ante unos hechos que no solo han ocurrido en la ciudad de Cáceres sino que vienen aconteciendo en otros lugares de nuestra geografía en las últimas semanas, pero con el mismo denominador común: el uso injustificado de la violencia, de una manera gratuita, para defender unas supuestas ideas. Violencia cero e ideas, democráticas e integradoras, todas.

Queremos condenar firmemente y sin paliativos las acciones de violencia gratuita que se vienen desarrollando en Cáceres los últimos días independientemente de la ideología que las ampare, para ello proponemos otros foros donde confrontar ideas contrarias y enriquecerse de todas ellas, haciendo así uso de las posibilidades que nos confiere este estado social y democrático de derecho que, los protagonistas de este drama probablemente detestan.

A los jóvenes protagonistas de estos hechos les pedimos por favor que paren y se sienten a reflexionar en lo vano de la causa que defienden cuando los argumentos que presentan son golpes y heridas de arma blanca.

Nos sentimos tan lejanos de vosotros a pesar de lo próximo de nuestras edades, cercanía geográfica y posiblemente de la coincidencia en aficiones y gustos, que parece que pertenecemos a planetas diferentes…

¿Qué os ha ocurrido, jóvenes nacidos y educados en democracia, para que enarboléis banderas de violencia, intolerancia e incomprensión ante vuestros semejantes? Recordad las palabras de Miguel de Unamuno a este respecto: Vencer no es convencer y hay que convencer sobre todo, y no puede convencer el odio que no deja lugar para la compasión; el odio a la inteligencia, que es crítica y diferenciadora.

Los colectivos juveniles de la ciudad de Cáceres queremos hacer un llamamiento a todos los que realmente puedan hacer algo para detener estos actos antes de que sea demasiado tarde y tengamos que lamentar fatales consecuencias.

A los padres y madres de estos jóvenes, les preguntamos ¿acaso no sabéis adonde va vuestro hijo cuando sale por la noche, ¿la gente con la que alterna? ¿acaso os sobrepasa todo lo que ocurre y os sentís incapaces de hacer algo? Sois los agentes más próximos, y parece que que de defender las ideas con la voz a utilizar la violencia hay un paso muy estrecho y en gran parte es vuestra responsabilidad lo que se derive de los actos de vuestros hijos, especialmente si se encuentran bajo vuestra tutela.

Los medios de comunicación social tienen un papel fundamental en este escenario. Deben obrar más que ningún otro agente con responsabilidad y siendo muy conscientes de la capacidad de influencia que pueden llegar a ejercer. Calibrar con prudencia el alcance de las informaciones y no caer en la tentación de crear historias basadas en el morbo y en trivializar cuestiones muy serias.

A nuestros representantes políticos, les exhortamos a que demuestren ahora más que nunca una unidad sin fisuras que no permita la utilización partidista de estos hechos, así como que realicen un llamamiento a la cordura y a la serenidad de los ciudadanos. Que sus hechos evidencien por encima de todo que se puede discrepar desde el respeto y la tolerancia de las ideas del contrario.

En último lugar, a los ciudadanos de Cáceres les pedimos que abran los ojos y que sean conscientes que bajo la apariencia de una ciudad tranquila e ideal para vivir nos terminamos contagiando de lo peor de esa globalización social y que por tanto puede llegar a afectarnos a todos. Recordad que la indiferencia nos puede llegar a convertir en cómplices y que lo único que se necesita para que el mal triunfe es que un hombre justo permanezca callado. No nos mantengamos pasivos ante estos hechos y demostremos que no estamos dispuestos a consentir el triunfo de la violencia sobre el resto de la sociedad.

Somos jóvenes y por lo tanto encaramos con optimismo nuestro futuro. Esperamos que los lamentables hechos que han tenido como protagonistas la violencia y la intolerancia nos hayan servido para madurar y estar alertas de que a pesar de contar con mas de 30 años de vida democrática nuestro sistema debe cuidarse día a día y que es labor de todos preservar la integridad de ésta siendo ciudadanos activos y predicando con un ejemplo de participación y civismo no solo a os que vienen por detrás de nosotros sino también a los que nos han precedido.

1 comentario:

Antonio Campos Méndez dijo...

Suscribo el manifiesto por parte de la Asoc. Juvenil AJICESPAD.
Un saludo