jueves, 17 de abril de 2008

Manipulación infantil en Cáceres (Colegio Prácticas)


No me gusta que se utilice a los menores de edad. Y me gusta menos que se les utilice en edades tempranas. Un menor de edad con 16 años no es lo mismo que un niño de primaria. Ayer en Cáceres hubo una flagrante manipulación de los niños y niñas que iban, algunos incluso con pancarta y carteles en mano, criticando, reivindicando, demandando y exigiendo. Para mí, si tenían alguna razón, los padres la han perdido en el momento en el que sacan a sus hijos a la calle para buscar fotos, comentarios o ponerlo en la misma condición que a ellos mismos. No me creo que la Consejería de Educación dilate los tiempos como dicen los padres que lo hace y que no acorte los plazos. Se actúa con mucha injusticia cuando lo que al final prevalece no es tanto la educación de los hijos, que está garantizada y posiblemente en mejores espacios que antes, sino en circunstancias externas que radican en cuestiones tan superficiales como la ubicación del colegio, en un lugar idóneo, como la comodidad de no tener que estar pendiente del transporte público, como la garantía de ir andando...

Pero lo que es cierto es que ese edificio es un edificio peligroso. Lo digo porque lo conozco, porque allí estudié los dos primeros cursos de la universidad. En mi etapa de asociacionismo estudiantil vimos languidecer la vieja Escuela de Magisterio y si algo recuerdo de una Junta de Centro es la angustia de un profesor que denunció que se le habían caído trozos del techo de su despacho. Es un edificio que tiene sus problemas de estructura y de soporte, por cómo se construyó y sobre todo por dónde está construido. Es un edificio que en su época reciente de biblioteca pública los informes técnicos desaconsejaban un excesivo peso en la primera planta. Y es un edificio que tiene un colegio de primaria donde al final pasó lo que tenía que pasar.

Los padres han perdido una oportunidad de oro de presionar para contar con un centro de nueva planta. Y para ello no dudan, no quiero desviarme del tema, en utilizar a sus hijos que denuncian y gritan porque sus padres les dicen que griten, que llevan carteles que les han dado ellos y que al final lo que se les está inculcando, ante su falta de juicio crítico es lo de estás conmigo o contra mí, y hacerlo con el sistema educativo es un tanto peligroso. Allá los padres no obstante. Luego que no se quejen dentro de unos años de hijos contestatarios, con bajo rendimiento escolar o sin compromiso. De aquellos barros llegarán los otros lodos.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Me parece muy acertada la idea de q no se puede utilizar a los niños para este tipo de cosas, a mi me da verguenza, al igual q el bebé que tiene q soportar el hecho de q un político le de un beso xq su mamá le vota (q culpa tendrá él de eso).
Me parece fatal q si ya en tus primeros años de carrera, estaremos hablando de hace unos 10 años, el colegio sufría pequeños derrumbes la Consejería haya tardado tanto en tomar cartas sobre el asunto (una década, ahí es ná) y más aún que decidieran ubicar aquella biblioteca provisional en ese lugar tan inseguro, pues he sido usuario de ellas sin saber su mal estado.

Doy mi apoyo a los familiares del práctica pues deben volver a su colegio el 9 de Septiembre y la Junta deberá acortar los plazos pues la situación q viven ahora mismo (niños desplazados) no pueden alargarse más.

ABRAZO

Paco Hurtado Muñoz dijo...

a ver, aclaramos cosas

1. me gusta compartir cosas con anónimos, aunque prefiero con personas conocidas

2. cuando hablaba de pequeños derrumbes me refería a la zona que ocupaba la escuela de magisterio que ya por entonces estaba proyectado el cambio de ubicación. entiendo que el mantenimiento del centro, que por otra parte es responsabilidad de los ayuntamientos, se ha hecho de manera lógica y razonable durante estos años y que hasta ahora no ha estallado

3. lo de la biblioteca, volviendo a criterios técnicos, se ubicó la mayor parte en la planta baja, donde mayor peso podía soportar. ningún político, sea del color que sea, se la va a jugar contraviniendo informes técnicos que digan lo contrario en ese aspecto

4. ellos piden volver en septiembre de 2009 la previsión de la consejería es de septiembre de 2010

5. IDENTIFÍCATE

Anónimo dijo...

Ostis es verdad que no me he identificado perdon esq ya sabes q la movida esta no la manejo yo mu bien jeje. Soy Mariano, está mu bien el blog este sí señor.

Abrazo

María dijo...

Soy María, una de las madres afectadas por el traslado del C.P. Prácticas y cuyo hijo ya había quedado con sus amigos para ir a la "mani". Aunque gracias a ti ya estoy avisada: ¡cuando sea adolescente será un "contestario"! (en todo caso mira a ver qué quiere decir esa palabra en el diccionario).
Como tu y como cualquier persona con dos dedos de frente estoy contra la manipulación de los niños, del mío el primero. Pero me temo que en tu escrito no haces otra cosa que mezclar churras con merinas. Me explico.
¿Qué quiere decir que los niños iban "criticando, reivindicando, demandando y exigiendo"? Me he molestado en buscar cada una de esas palabras en el diccionario de la RAE y, sinceramente, no veo qué tienen de malo. Aunque sí entiendo que pueda molestar a algunos/as que los ciudadanos, por pequeños que sean, puedan criticar, reivindicar, demandar o exigir.
¿Qué quiere decir eso de "ponerlo en la misma condición que a ellos mismos"? Normalmente unos padres/madres (y éste es mi caso) procuran educar en el día a día a sus hijos e hijas en valores como el respeto mutuo, la igualdad, la solidaridad, la responsabilidad... Cuando ésa es la "condición" de los padres y madres desde luego lo mejor que nos podía pasar es justamente que nuestros hijos e hijas tuvieran la misma.
Por no extenderme más, recojo la última frase que me ha llamado la atención, que dice que los niños "denuncian y gritan porque sus padres les dicen que griten, que llevan carteles que les han dado ellos y que al final lo que se les está inculcando, ante su falta de juicio crítico es lo de estás conmigo o contra mí".
Bueno, de nuevo esa mezcla tan extraña que he podido observar en todo tu texto. Esa mezcla entre denuncia y grito te puede valer a tí para presentarnos como unos energúmenos, pero lo que en aquella manifestación hubo fue mucha alegría, mucho color, mucho ruido y , por supuesto, mucha exigencia. ¿Te molesta?
Además, en ningún momento hemos planteado este tema como "conmigo o contra mí". Si te dignas en informarte o al menos lees el manifiesto que elaboramos para la ocasión verás que agradecemos a la Administración todo su trabajo desde que se nos ha trasladado, aunque no con menos fuerza exigimos que la vuelta sea en septiembre de 2009.
Sinceramente después de leer tu escrito creo que en realidad es eso lo que te molesta: que unos simples ciudadanos puedan EXIGIR (Diccionario de la RAE: "Pedir imperiosamente algo a lo que se tiene derecho").
Un saludo.

María dijo...

Sólo añadir un pequeño apunte.
Criticar es lo que se supone que tú haces aquí. La diferencia entre tú y mi hijo es seguramente que él está informado: porque ha sufrido el desalojo en primera persona; porque aunque padres/madres y profesorado han hecho y están haciendo todo lo posible para que en su nuevo destino esté bien para él su colegio era el mejor; porque puede encontrarse el curso que viene con que algunos de sus mejores amigos se vayan a otro colegio a causa del traslado.
Mi hijo sabe muy bien de qué está hablando, qué quiere y por qué. Tú sin embargo ni tan siquiera sabes cuándo pretende la Consejería que volvamos a nuestro antiguo colegio.
La crítica sino está informada no es más que habladuría.
Un saludo.

Paco Hurtado Muñoz dijo...

posiblemente, si existen críticas mal informadas, que no digo yo que no pueda haberlas, pues mis disculpas, evidentemente. la opinión real de fondo no creo que la termine de expresar ni en lo que he escrito ni en lo que escriba en el futuro porque me recuerda algo a aquellos resistentes profesores que se negaban a abandonar la antigua Facultad de Magisterio

en lo que me reafirmo es que un niño de primaria no es libre para ir a una manifestación y que su presencia alimenta el morbo de quienes lo ven, les hace blanco fácil de los medios, lucen más... pero realmente no son libres a la hora de manifestarse

María dijo...

Puesto que hemos llegado al fondo de la cuestión, es decir, a una opinión inamovible desde antes incluso de que la hicieras pública, y teniendo en cuenta que he llegado hasta aquí por casualidad y que además no tengo ningún interés en convencer a nadie de nada, tengo que decirte adiós.
Sólo dos recomendaciones antes de irme:
- La primera, que si pretendes que éste sea un blog de referencia para alguien cuando trates temas tan importantes como éste (en cuyo fondo para mí está la defensa de una EDUCACIÓN PÚBLICA DE CALIDAD)procura informarte y argumentar. Si además pretendes que sea un blog "progresista, crítico y con vocación de transformar la realidad", sinceramente creo que tendrás que dedicar mucho tiempo a la reflexión.
- La segunda y última, no pienses en los niños y niñas como seres inertes sin capacidad para decidir y fácilmente transportables. La educación de un hijo o una hija es un hecho muy complejo, con muchas caras. Ya quisiera yo que el simple hecho de "llevarlo" a una manifestación convierta a mi hijo en una persona crítica y reivindicativa. Tampoco lo va a llevar a tener bajo rendimiento escolar o a la falta de compromiso (fíjate en que éstos son tus "argumentos" y que además son contradictorios). No, la realidad es mucho más compleja.
Lo último, te lo prometo, deja salir el niño que hay en tí y no te dejes manipular por la ficha con la que te presentas en tu blog.
Adiós.

Paco Hurtado Muñoz dijo...

mis "críticas" a la actuación de los padres y a las reivindicaciones no son ni mucho menos inamovibles. es más, para alimentar el debate, te ofrezco este blog para que expliques o bien en este hilo o en un post independiente la situación del colegio con argumentos, como lo haces, y con una extensión no muy larga

lo que sí es inamovible es la utilización de menores de edad para todo tipo de actividades donde no tienen que estar y en esto sí que soy radicalmente estricto. no soporto ver a un menor en un espacio que no le corresponde. será por deformación profesional como suele decirse. pero los niños están para lo que están y no están para lo que no están

Damian Ramos dijo...

Kant decía que a los niños hay que educarlos no pensando en el presento sino en su condición futura. y Martí proclamaba que los niños son el futuro del mundo.
Antes de ir a la manifestación mi hija tenía miedo derivados de las informaciones que habitualmente aparecen en los medios, con manifestantes destrozando todo lo que ven a su paso. su madre y yo le explicamos que exite un "derecho constitucional" y que ante todo hay que "respetar" para que te respeten, pero que se debe reclamar los que uno que es justo. No seríamos nadie si no fuéramos fieles a nuestras creencias, a nuestros valores.
La manifestación del Prácticas fue la expresión de una formación en valores, una CLASE PRÁCTICA DE EDUCACIÓN PARA LA CIUDADANÍA, una ciudadanía crítica, exigente y reivindicativa que no se "conforma" viendo como "algunos" se aprovechan de la coyuntura socio-política para intereses particulares. Yo no utilicé a mis hijas, participé, junto a otras familias, de una clase práctica de cómo reclamar sin insultar, sin vejar, sin alterar; con la razón, el convencimiento y la serenidad que nos da el creer firmemente en nuestras reivindicaciones.
Cuando el administrador se equivoca, o el administrado cree, pudiendo estar confundido, que no se ha administrando adecuadamente lo que en sus manos se ha depositado a través del voto, éste está en su derecho de reclamar, pero con educación; y si esa reclamación se realiza de manera educada, tal como se ha hecho, como "educador social" ¿no es idónea esta fórmula para "educar en valores" a mis hijas?.

Paco Hurtado Muñoz dijo...

Me parece muy interesante tu planteamiento desde el enfoque que le das evidentemente y que dice mucho de ti como educador de tu hija. La pena es que algunos desconocen (o desconocemos) todo esto y al final extraen (extraemos) nuestras propias conclusiones. Y si en comentarios anterior me hablaban de generalizar o algo así, yo creo que no todo el mundo, no todas las familias, tendrán clara la manera de explicar esto a sus hijos, y cómo puede percibirse esto desde lo público.

Hace falta mucha más pedagogía, es cierto, y desde luego sigo pensando lo de los chavales en cuanto a que se expongan demasiado a ocupar roles o espacios que no les corresponden, independientemente de que todo ello venga precedido de una correcta y ejemplar educación en la socialización que imprime a fuego la familia

Creo, finalmente, que se ha abierto un debate enriquecedor e interesante

Gracias por participar

Luis Salaya dijo...

Me parece muy ilustrativo el primer comentario de Maria, especialmente cuando dice -Soy María, una de las madres afectadas por el traslado del C.P. Prácticas- pues creo que es ahí donde subyace el verdadero conflicto, en la incomodidad que a los padres les supone el que sus hijos no estudien (temporalmente) en una zona tan privilegiada(en pleno centro).
Sus hijos tienen derecho a una educación pública y gratuita, educación que están recibiendo, con un especial esfuerzo por que lo hagan en las mejores condiciones posibles.