miércoles, 30 de enero de 2008

Rumbo al 9M



La foto está hecha en el hotel V Centenario de Cáceres. En ella hay una nutrida representación de las Juventudes Socialistas, de compañeros del partido y también candidatos, como Carlos, Lino o Vicente. Fue al final de un acto con mucho calor, humano y de los focos, quizás un pelín largo y que coincidió con el día en que el Tribuna Constitucional se pronunció contra el recurso de inconstitucionalidad presentado por el PP a la Ley de Igualdad. Vamos rumbo al nueve de marzo, con el pie en el acelerador y sabiendo también que en ocasiones, para esperar a todos, hay que echar el freno.

En el fondo del acto, para muchos estaba el apoyo especial y particular a Carlitos, en quien depositamos nuestra confianza y que nos devuelve constantemente con atenciones, cariños y apoyos recíprocos. Me sentí profundamente orgulloso cuando escuché cómo algunos muy significados compañeros le decían que querían ir a verle durante la campaña a algún acto. Representa una forma diferente y la renovación ineludible de toda organización política que se precie.



Esta segunda imagen es de Miajadas, del mercadillo de esta mañana, donde repartimos materiales de información de estos cuatro años y donde arropamos a Vicente Llanos. Me está sorprendiendo como candidato y como persona. Es un tío cercano, sencillo y profundamente ilusionado, de esos que tienen el permanente espíritu joven, que cuenta con todo el mundo y que cree en un proyecto colectivo.

Seguiré a lo largo de la campaña hablando del resto de candidatos. Optaré por la cercanía, por no dejar excesivos datos y argumentos que sí que pueden encontrarse en otros espacios. Sí que lanzo un deseo bloggero. Que estos días intensos para los lectores y los escritores de blogs se desarrollen con normalidad y desde el respeto y no desde la descalificación o crispación.

2 comentarios:

Pompeyo dijo...

Oye, Zurdo ¿Carlitos es ése que se dedica a tapar los carteles de los demás en campaña electoral y gasta pinturas de guerra y saca el animal que lleva dentro y no sé cuantas barbaridades más? Te lo digo porque ya tenía un blog muy esclarecedor el angelito. Si quieres te paso el enlace, una delicia literaria para todo un señor filólogo y futuro diputado. Por lo del respeto y la crispación te lo ofrezco, principalmente.

Caliope dijo...

Lo sutil es invisible a los ojos cuando uno así lo quiere (o más bien, cuando así se necesita). Algun@s usan demasiado el afila-lápices con las palabras ajenas: sencillamente, estamos ante el don del desconocimiento y del uso de la sinrazón por falta de más recursos.
Saludos.